El control de Iluminación tiene una gran importancia

Es altamente probable que la próxima tecnología en que debamos invertir sea un sistema de control de iluminación, incluso quizas.

Día a día estamos siendo incentivados a movernos con lo nuevo, lo moderno, con tecnologías amigables y útiles. Disfrutamos del confort del aire acondicionado, de los nuevos televisores en alta definición, del sistema de aspiración centralizada, calefacción central, audio en todas las partes de la casa, riego automático, etc. Nuestros hogares han pasado a ser ejemplos de nuestra comunión con el nuevo siglo.

Pagamos por beneficios, por rendimiento y calidad. Sin embargo, algo se nos ha quedado en el tintero: nuestras luces.

Se invierte en tecnología en casi todos los aspectos del hogar, pero aún encendemos nuestras luces con el viejo interruptor. De líneas más modernas, si se quiere, pero que nos hace doler la cabeza cuando comprobamos que las luces del jardín, patio y del baño se nos quedaron encendidas toda la noche, o peor aún, durante el fin de semana que nos arrancamos fuera de la ciudad.

Por esto, hay una tendencia creciente a la adopción de sistemas de control de iluminación modernos. Los beneficios son varios. Mientras con un sistema convencional tenemos un switch on/off o un dimmer, con un sistema de control de iluminación automatizado logramos acceder también a la posibilidad de crear escenas o ambientes de iluminación apretando un solo botón.

¿Una velada romántica, por ejemplo? O apagar todas las luces de la casa con un solo botón desde cualquier lugar. O, si sintió algún ruido extraño, poder encender todas las luces de la casa con igual facilidad y rapidez.

Los sistemas de control de iluminación centralizados son muy versátiles y ofrecen una gran gama de posibilidades. Por ejemplo, crear senderos virtuales con iluminación automática; integrar otros elementos de la casa a nuestros teclados de control de iluminación como alarmas, música, etc; aumentar la seguridad del hogar; o administrar de manera mucho más eficiente la energía de la casa o edificio.

Permiten incluso mejorar nuestra decoración, eligiendo colores y hasta terminaciones de los teclados de control que combinen bien con el estilo deseado.

Los componentes de un sistema

Un sistema de control de iluminación centralizado está basado en tres componentes principales:

  • El o los módulos que manejan las cargas reales de los circuitos. Normalmente es muy parecido a un tablero de iluminación, y tienden a ser ubicados fuera de las áreas de circulación.
  • El controlador o procesador central que maneja todas estas cargas según el programa que se le haya diseñado y cargado a gusto o necesidad del cliente.
  • La interfaz de usuario, que usualmente es un teclado o botonera de control y que reemplaza físicamente a los interruptores convencionales. Se trata, por lo general, de un producto con una alta calidad de diseño, y se ofrece en una gran variedad de terminaciones para que el cliente, diseñador o arquitecto puedan elegir el que mejor se adecúe a sus requerimientos. Después de todo, es lo que el usuario verá y utilizará más a menudo de su sistema de iluminación.

Es primordial que quien diseñe el programa del sistema de iluminación esté en sintonía con los usuarios finales, pues son ellos quienes le indicarán y aprobarán al contratista lo que cada uno de los botones deba hacer.

El diseñador debe también proponer una idea de lo que deben hacer los teclados de control, ya que, dado el universo de posibilidades que tienen estos sistemas, es mejor mostrar una guía clara y lógica del cómo deben funcionar.

Quienes diseñan sistemas de iluminación saben esto muy bien. Recuerde que ahora también puede encender el regadío del jardín, subir el volumen de su CD favorito, y abrir el portón desde el mismo teclado en donde antes sólo podía encender o apagar las luces.

De esto se deduce que automatizar o centralizar la iluminación es más fácil y económico cuando se está en obra, aunque actualmente existen alternativas para implementar estos sistemas en casas y edificios ya construidos y habitados (retrofit). De todas maneras, sigue siendo más confiable el sistema alambrado.

En síntesis, se puede decir que en general los sistemas de control de iluminación     automatizados ofrecen las siguientes características y beneficios:

  • Conveniencia: Controla cualquier carga o grupo de cargas, cercanos o lejanos, utilizando un solo botón. Crea ambientes definidos en memorias o eventos automáticos programables para cierta hora y/o fecha.
  • Flexibilidad: Las funciones de botones de los teclados pueden ser agregadas, cambiadas o eliminadas en cualquier momento.
  • Confiabilidad: Líneas dedicadas de comunicación previenen interferencias indeseadas.
  • Eficiencia: Capacidad de administrar la energía, incluyendo funciones de apagado maestro.
  • Seguridad: Incrementa la efectividad de los sistemas de seguridad o alarmas,agregando el componente de iluminación a la operación.
  • Integración: Estos sistemas generalmente pueden integrarse a los sistemas de alarma, persianas motorizadas, regadío, aire acondicionado, audio y video.•Estética: Teclados diseñados para mejorar cualquier decoración. Alternativas de estilos, colores y terminaciones e incluso grabados para una total personalización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulo One Touch : Por Juan Carlos Herrera C

SUBIR